El bridge es el mejor remedio para cuidar la salud mental

  • Este complejo juego de cartas involucra tantas habilidades mentales y sociales que los científicos aseguran que puede disminuir el riesgo de padecer Alzheimer.

Fuente: Carolina Disegni Gili / El Mercurio
1 de junio de 2009

"A mi edad, el bridge es mi gran pasión. Es un juego tranquilo, pero que requiere de un gran esfuerzo de lógica y concentración. Yo lo comparo con el ajedrez, que es un juego para mentes brillantes", dice Rosita Medvinsky (92), ordenando con soltura una baraja de naipes sobre la mesa.

Esta aficionada a las cartas aprendió el juego con sus reglas y convenciones recién hace tres años. "Esto es como la medicina: nunca se termina de aprender, hay que leer libros de estrategia y estar al día", asegura. Hoy tiene nivel intermedio y hasta compite en línea con jugadores de todo el mundo; además, practica el inglés.

Interesados en comprender las potencialidades de los cerebros envejecidos, un grupo de científicos estadounidenses ha estudiado lo que podría llamarse "el club de la supermemoria": las personas que, como la señora Rosita, viven hasta pasados los 90 años sin huellas de demencia, algo que se produce en menos de una de cada 200 personas comunes y corrientes.

"Son los viejos más exitosos de la Tierra y están enseñándonos qué es importante en sus vidas, en sus genes y en sus rutinas", afirma Claudia Kawas, neuróloga de la U. de California en Irvine (EE.UU.), quien dirige la mayor investigación sobre salud y agudeza mental en los mayores.

El Estudio 90+ se inició en 1981, en una comunidad de jubilados en Laguna Woods, al sur de Los Angeles, que incluye a 14 mil personas de más de 65 años y más de 1.000 sobre los 90 años.

Hasta ahora, los científicos han reunido pocas evidencias de que la dieta o el ejercicio disminuyan el riesgo de Alzheimer, pero sí han constatado que las personas de más de 90 que pasan más de tres horas al día involucradas en actividades mentales como jugar al bridge tienen menor riesgo de desarrollar la enfermedad.


Entrenar la memoria

El bridge es un juego de naipes en pareja para cuatro personas. Cada uno se sienta en el lado opuesto frente a su compañero. El juego tiene dos etapas: el remate y el carteo. En la primera, uno de los compañeros declara comprometerse a ganar para su bando una cantidad establecida de puntos de una determinada pinta o "palo".

Luego se debe responder a esa oferta y al final se contabilizan los puntos, donde los ases, seguidos de los "monos" o el rey, la reina y el jaco tienen el mayor puntaje.

"Involucra un gran esfuerzo intelectual. Lo básico es memorizar las cartas, para ir estudiando las posibilidades matemáticas que tienen los compañeros de completar esa pinta", dice el historiador Ricardo Krebs (90), un asiduo jugador.

"Se necesita mucha memoria, concentración y lógica, pero además permite desarrollar grandes habilidades sociales al competir con otros y compartir con personas de la misma edad", explica Roberto Gerstmann, profesor de bridge del club Vitamayor y de la Escuela de Ingeniería de la UC, donde el juego forma parte de la malla curricular.

"Hay que desarrollar la habilidad de saber qué cartas tienen los demás y especialmente el partner, con quien hay que entenderse con pura lógica. Por eso el nombre bridge, que significa puente", subraya Simone Pleiber (86), quien practica cinco veces a la semana y ha ganado numerosos campeonatos en la Municipalidad de Providencia.

"El bridge incentiva el compañerismo al jugar en pareja, y desarrolla las habilidades sociales al compartir con otras personas de la misma edad".

ROBERTO GERSTMANN
Profesor de Bridge de la UC

Volver

 

Carlos Silva Vildósola 1300 Depto. 22 / Providencia / Santiago - Chile
Fonos: (56-2) 2232 9347
e-mail: presidencia@sonepsyn.cl
Powered by Etomite CMS.