Trastorno mental: el 25% de la gente lo padece alguna vez

  • Puede desencadenarlo desde una ruptura amorosa o un conflicto laboral hasta incidentes más graves. Desde mañana, 14.000 especialistas de todo el mundo discutirán el tema en Buenos Aires. Preocupa la estigmatización de los enfermos.

El 25% de la población padecerá de un trastorno mental, como la depresión, el desorden bipolar o el alcoholismo en algún momento de su vida. Otros deberán enfrentar la cercanía con algún afectado. Aunque esas enfermedades son bastante comunes, aún continúa vigente una fuerte estigmatización de las personas afectadas: se le adjudican rótulos negativos que hacen difícil una verdadera integración social.

Mañana empieza en Buenos Aires el 18° Congreso Mundial de Psiquiatría, en el que participarán 14.000 profesionales de todo el mundo (es el principal congreso de la especialidad en el mundo, y se hace por primera vez en la Argentina). Varias de las sesiones tratarán o serán atravesadas por el problema de la estigmatización de los enfermos y los mitos que contribuyen a su discriminación. 

“Cuando se diagnostica a una persona con un trastorno mental, los demás ponen en acción sus prejuicios. Creen que es peligroso y que hay que aislarlo. Que el desorden mental puede ser contagioso y así se crea una barrera divisoria”, contó Horacio Vommaro, psiquiatra e integrante del comité científico del congreso. “Si el afectado pasó un tiempo en una clínica o en un neuropsiquiátrico, el entorno lo trata con desconfianza. Lo considera un loco que dice frases irreales. Sin embargo, una internación no significa que la persona no esté en condiciones de interactuar bien con su grupo de pertenencia. Estar internado por un trastorno mental no es diferente a una internación por un desorden cardiovascular o hepático. Por lo cual, ¿por qué vamos a no creerle más al afectado y a subestimarlo?”, señaló Lía Ricón, psiquiatra y psicoanalista, y profesora consulta de salud mental de la UBA.

“Algunos de los trastornos mentales pueden desencadenarse por el temor a las arañas o por el corte de una relación amorosa y resolverse pronto. Pero hay algunos que son severos y persistentes”, aclaró por correo electrónico a Clarín Ronald Kessler, investigador en desórdenes psiquiátricos de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, quien será uno de los disertantes en el encuentro que durará hasta el jueves. 

Se discrimina hasta con insultos. “¡No seas esquizofrénico!” , “tiene un discurso bipolar” o “sos un loco de mierda” son algunas de las frases que se han incorporado a la vida cotidiana y refuerzan el estigma: “Le adjudican un carácter negativo al padecimiento de una enfermedad mental”, asegura Eduardo Leiderman, de la asociación Proyecto Suma, que el viernes pasado hizo una jornada en la Legislatura porteña para debatir sobre la problemática. 

Los mitos y los insultos sobre los afectados llevan a que se esconda a los pacientes. Que sean motivo de vergüenza o de burlas. Que sean rechazados en trabajos o en actividades sociales. En la base de la estigmatización hay dos razones, de acuerdo con el doctor Kessler: “Primero, la gente todavía no entiende en qué consiste cada enfermedad mental y por eso le tiene miedo. En segundo lugar, hay una percepción errónea sobre las personas con el trastorno: piensan que son las responsables. 

Para ir en contra del estigma, el especialista estadounidense consideró que hay salidas: “Necesitamos una mejor educación pública sobre las enfermedades mentales. Necesitamos que se sepa que se trata de desórdenes comunes. Que los afectados no son responsables por enfermarse. Que son gente que sufre, pero los trastornos son altamente tratables”.

Fuente: Clarín.com
17 de septiembre

Volver

 

Carlos Silva Vildósola 1300 Depto. 22 / Providencia / Santiago - Chile
Fonos: (56-2) 2232 9347
e-mail: presidencia@sonepsyn.cl
Powered by Etomite CMS.