La depresión post-ictus puede surgir cuando se detiene el tratamiento profiláctico de la misma

Los pacientes que han sufrido un ictus a menudo reciben antidepresivos de forma profiláctica, pero en el momento en que este tratamiento se detiene puede aparecer la depresión. 

En un estudio realizado en la universidad de Iowa, E.E. U.U., se administró escitalopram durante un año a pacientes que habían sufrido un accidente cerebrovascular como tratamiento profiláctico para la depresión. Uno de cada diez desarrolló una depresión importante cuando la profilaxis se detuvo. Ningún paciente del grupo de aquéllos que fue tratado con un placebo sufrió depresión después de interrumpir el tratamiento. 

Normalmente, la depresión post-ictus se previene administrando antidepresivos antes que aparezcan los síntomas de depresión. Sin embargo, según los resultados de este estudio indican que la depresión puede surgir tras abandonar el tratamiento profiláctico. Así pues es aconsejable que los médicos hagan un seguimiento de sus pacientes durante, al menos, los siguientes seis meses. Los autores proponen queno se abandone el tratamiento profiláctico bruscamente y que se vaya disminuyendo la medicación lentamente, o bien que el tratamiento con antidepresivos se prolongue durante más de un año, para reducir el riesgo de sufir una depresión tras abandonar la  medicación.

Fuente: Revista de Neurología
20 de septiembre

Volver

 

Carlos Silva Vildósola 1300 Depto. 22 / Providencia / Santiago - Chile
Fonos: (56-2) 2232 9347
e-mail: presidencia@sonepsyn.cl
Powered by Etomite CMS.