Confidencialidad de la Ficha Clínica:
Reflexión sobre Nueva Ley de Derecho y Deberes de los Pacientes

 Este 1° de Octubre entra a regir en nuestro país  la Ley N° 20.584 que norma los derechos y deberes que tiene las personas en relación con acciones vinculadas con su atención de salud. ( ver texto legal completo en PDF ajunto)

Esta legislación demoró casi una década en ser aprobada desde que ingresara por primera a vez a tramitación parlamentaria. Constituye una normativa histórica en Chile  y entre los derechos que resguarda destacan los siguientes :

Derecho a:

- Información
- Atención oportuna
- Recibir un trato digno
- Aceptar o rechazar un tratamiento
- Resguardo de su ficha clínica

- Acceder a un completo informa médico (diagnóstico, nombre de quién lo atendió, los exámenes realizados, qué medicamentos se suministraron y el tiempo que permaneció internado)

- Acceder a un informe financiero (que incluya los precios de las prestaciones que recibió, además de los insumos, medicamentos, exámenes, etc).

- Respeto a la interculturalidad (hospitales con alta concentración de población indígena debe contar con facilitadores que hablen su lengua y señalizaciones en su idioma)

- Inscribir el nacimiento del hijo (en el lugar donde vive la madre o el padre y no precisamente el hospital donde tuvo el parto).

 

OPINIÓN

Resguardo o Confidencialidad de la Ficha Clínica

¿Es éticamente lícito que a todo evento los herederos de un paciente  conozcan sus intimidades?

Creemos que es excelente que la ficha clínica sea resguardada por la ley y sus datos considerados como información sensible, al tenor de lo dispuesto en el de la Ley 20.584.

Sin embargo, hay algunos comentarios que parecen pertinentes a luz de lo que dispone la nueva norma en su Título II – artículos 12 y 13 –:

a) Cuando se indica que los administrativos y personal de la salud "no directamente relacionados con la atención de salud" o "no vinculado a la atención de la persona" la interpretación de lo "directo" a algunos puede parecerle obvia y a otros bastante difusa. Pensamos que cualquier médico de buen criterio lo tendría claro, sin embargo esto puede complicarse con los administrativos y el mal uso. Baste como ejemplo la necesidad, establecida en la normativa vigente, de anotar específicamente el diagnóstico del paciente en el formulario de licencia médica, con débiles medidas de confidencialidad.

b) Cuando se indica que copia será entregada al titular, etc., se ignora o se complica el uso de la ficha clínica como herramienta de registro y raciocinio médico, ya que los conceptos y lenguaje allí empleados pueden ser utilizados con dolo por ignorantes.
Creemos que no es éticamente lícito que, a todo evento, los herederos conozcan las intimidades del familiar. Tampoco visualizamos una razón válida para ello, que no sea el querer hurgar donde no se debe o los eventuales litigios por mala práctica. En esos casos bastaría con que la ficha sea pedida por juez letrado en tribunal competente.

c) Cuando se facilita el pedido por un tercero autorizado por poder simple, sin poder controlar la modalidad con que se entregue el poder simple y la debida cautela sobre la libertad y competencia del otorgante del poder, pensamos que se vulnera gravemente la justicia y se posibilita toda clase de abusos. Incluso esto facilitará que las compañías de seguros y otros relacionados obliguen a sus solicitantes para que, sin grado alguno de libertad, les otorguen poder para conocer en detalle sus fichas clínicas en todas las circunstancias imaginables.
Resulta imposible creer que estas empresas, que tienden a compartir las informaciones de riesgos, cautelen la privacidad de la información que se les confíe.

d) Cuando se indica que las instituciones y personas que reciban información sensible deberán guardar la reserva de la información sobre dichos antecedentes  y "para que toda esta información sea utilizada exclusivamente para los fines para los cuales fue requerida", al no haber límite alguno para los fines con los cuales se puede requerir la información, es pura letra muerta y frase de buena crianza.

Dr.Eduardo Correa Donoso
Dr. Juan Maass
Dr. Juan C. Martínez
Dr. Luis Risco
Dr. Jorge Sánchez
Dr. Fernando Ivanovic-Zuvic

Comisión de Psiquiatría, Sociedad de Psiquiatría, Neurología y Neurocirugía de Chile, Sonepsyn

 

Reproducimos a continuación el párrafo exacto  en lo que respecta a confidencialidad y sobre el cual se desarrolló el comentario de la Comisión de Psiquiatría de SONEPSYN :

Biblioteca del Congreso Nacional de Chile - www.leychile.cl - documento generado el 14-Ago-2012
Tipo Norma :Ley 20584
Título :REGULA LOS DERECHOS Y DEBERES QUE TIENEN LAS PERSONAS EN
RELACIÓN CON ACCIONES VINCULADAS A SU ATENCIÓN EN SALUD
Tipo Version :Con Vigencia Diferida por Fecha De : 01-10-2012
Inicio Vigencia :01-10-2012
Id Norma :1039348

TITULO II 

Párrafo 5º
De la reserva de la información contenida en la ficha clínica
Artículo 12.- La ficha clínica es el instrumento obligatorio en el que se registra el conjunto de antecedentes relativos a las diferentes áreas relacionadas con la salud de las personas, que tiene como finalidad la integración de la información necesaria en el proceso asistencial de cada paciente. Podrá configurarse de manera electrónica, en papel o en cualquier otro soporte, siempre
que los registros sean completos y se asegure el oportuno acceso, conservación y confidencialidad de los datos, así como la autenticidad de su contenido y de los cambios efectuados en ella.
Toda la información que surja, tanto de la ficha clínica como de los estudios y demás documentos donde se registren procedimientos y tratamientos a los que fueron sometidas las personas, será considerada como dato sensible, de conformidad con lo
dispuesto en la letra g) del artículo 2º de la ley Nº 19.628.

Artículo 13.- La ficha clínica permanecerá por un período de al menos quince años en poder del prestador, quien será responsable de la reserva de su contenido. Un reglamento expedido a través del Ministerio de Salud establecerá la forma y las condiciones bajo las cuales los prestadores almacenarán las fichas, así como las
normas necesarias para su administración, adecuada protección y eliminación. Los terceros que no estén directamente relacionados con la atención de salud de la persona no tendrán acceso a la información contenida en la respectiva ficha clínica. Ello incluye al personal de salud y administrativo del mismo prestador, no vinculado a la atención de la persona.
Sin perjuicio de lo anterior, la información contenida en la ficha, copia de la misma o parte de ella, será entregada, total o parcialmente, a solicitud expresa de las personas y organismos que se indican a continuación, en los casos, forma y
condiciones que se señalan:

a) Al titular de la ficha clínica, a su representante legal o, en caso de Biblioteca del Congreso Nacional de Chile - www.leychile.cl - documento generado el 14-Ago-2012 fallecimiento del titular, a sus herederos.

b) A un tercero debidamente autorizado por el titular, mediante poder simple otorgado ante notario.

c) A los tribunales de justicia, siempre que la información contenida en la ficha clínica se relacione con las causas que estuvieren conociendo.

d) A los fiscales del Ministerio Público y a los abogados, previa autorización del juez competente, cuando la información se vincule directamente con lasinvestigaciones o defensas que tengan a su cargo.

Las instituciones y personas indicadas precedentemente adoptarán las providencias necesarias para asegurar la reserva de la identidad del titular las fichas clínicas a las que accedan, de los datos médicos, genéticos u otros de carácter sensible contenidos en ellas y para que toda esta información sea utilizada exclusivamente para los fines para los cuales fue requerida.

Volver

 

Carlos Silva Vildósola 1300 Depto. 22 / Providencia / Santiago - Chile
Fonos: (56-2) 2232 9347
e-mail: presidencia@sonepsyn.cl
Powered by Etomite CMS.