Dr. psiquiatra Sergio Peña y Lillo recibe de manera póstuma Medalla Augusto Orrego Luco en emotiva ceremonia

Dr. Eduardo Correa Donoso presenta Medalla Dr. Orrego Luco 2012
  • Dr. Eduardo Correa entregó la primera Medalla Augusto Orrego Luco que distingue a quien se destaca en el área del conocimiento clínico y cuyo quehacer haya despertado y transmitido un pensamiento crítico. 
  • Premio recayó de manera póstuma en el Dr. Sergio Peña y Lillo Lacassie

Reproducimos en esta página el texto que presentara el Dr. Correa en la ceremonia que tuvo lugar la tarde del Sábado 1 de diciembre de 2012 en el marco de la inauguración del LXVII Congreso SONEPSYN.

PREMIO MEDALLA AUGUSTO ORREGO LUCO 2012

La  Medalla  Dr. Augusto Orrego Luco  se instituye con el objeto de reconocer  a un profesional de la psiquiatría chilena  que se haya destacado en el área del conocimiento clínico y académico; que haya despertado y transmitido un pensamiento crítico de la especialidad, influyendo efectivamente en la formación de sus pares; que por su  acción y producción de excelencia, sea considerado  por sus iguales a nivel nacional e internacional como un especialista distinguido que ha aportado con su saber, representando y prestigiando a SONEPSYN en las diversas formas de comunicar el conocimiento. 
Esta distinción se instituye  al constatar un vacío de reconocimiento a la labor desplegada por muchos médicos psiquiatras cuyo aporte  no se constata necesariamente en el campo académico como ocurre con el premio “Maestro de la Psiquiatría”.  
En consecuencia, el Premio Medalla Dr. Augusto Orrego Luco constituye un reconocimiento no sólo a la excelencia académica o profesional, sino que también a la dedicación a los fines últimos de nuestra sociedad, en el plano regional, nacional e internacional.
El Doctor Augusto Orrego Luco nace en Valparaíso en 1849, es considerado como uno de los intelectuales más destacados pertenecientes a la generación ilustrada de tendencia liberal, progresista y laica de fines del siglo XIX.
En 1874, a los 25 años, se gradúa como médico-cirujano, con una notable tesis: "Causas Indirectas de las Alucinaciones Mentales", obra que significó su ingreso a la Academia  Francesa de Medicina.
Su carrera profesional abarcó los más amplios espectros.
Como clínico trabajó en la Casa de Orates de Santiago, por cerca de una década.
Fue Director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, donde además sumándose al pensamiento anátomo-clínico de Charcot, Ferrier y Virchov desarrolló e impartió la cátedra de Enfermedades Mentales desde 1874 hasta el año 1907, siendo su primer Profesor.
Colaboró en universidades extranjeras, como la de San Marcos de Lima y en la Sociedad de Neurología de París. De una vasta producción científica, podemos destacar Los Asilos de Enajenados y Una Teoría Nueva sobre las Funciones Cerebrales.
Su aporte al país le llevó a servir activamente en los gobiernos de la época liberal. Fue nombrado Ministro de Estado en las carteras de Interior e Instrucción pública, fue electo diputado por tres períodos, siendo elegido por sus pares  como Presidente de la Cámara de Diputados de la República en 1886.
Fallece en 1933, a los 84 años de edad
Orrego Luco fue un conocido escritor y columnista de la época. Versátil, inquieto y, entre sus escritos más recordados están: “Recuerdo de la Escuela” donde junto con narrar la vida de los estudiantes de Medicina de de la vieja Escuela, destaca la impronta del doctor Ignacio Domeyko, su libro inconcluso “El Movimiento Intelectual en Chile” y “La Cuestión Social”, notable opúsculo, donde muestra ser un  adelantado a su época.
Orrego Luco fue la primera luz de ricas, fecundas y permanentes generaciones de psiquiatras nacionales que, iluminando desde la disciplina médica, extienden su conocimiento y sabiduría a otros ámbitos del quehacer público. El premio que lleva su nombre no podía sino recaer en otro notable:
El miembro titular de Sonepsyn, Sergio Peña y Lillo Lacassie ha sido elegido por la comisión académica  en forma unánime, es el primer psiquiatra que es reconocido con la Medalla Dr. Augusto Orrego Luco por su formidable obra.
Lamentamos su reciente y dolorosa partida- fallece el 20 de Septiembre de 2012 a los 80 años de edad- pero pocas semanas antes, nuestro Presidente, el Prof. Dr. Fernando Ivanovic-Zuvic, visitándolo en su lecho de muerte, tuvo la oportunidad de informarle del reconocimiento de sus pares, lo que llenó de gozo a nuestro distinguido colega, quién,- sabiéndose muy próximo a  su muerte-, nos instó a continuar por la senda que tantos notables de las tres especialidades han transitado, entregando prestigio y gloria a nuestra Sociedad.
Sergio fue Profesor titular de Psiquiatría de la Universidad de Chile, Miembro de la Academia de Medicina de Chile, un pensador y un versátil y prolífico Escritor. Autor de más de 50 trabajos científicos publicados en revistas nacionales y extranjeras, dedica sus últimos 20 años de su vida al ejercicio privado de su profesión, colaborando siempre con Sonepsyn y  escribiendo numerosos ensayos y libros en los que transita desde los aspectos filosóficos, antropológicos, médicos hasta los más testimoniales de su profunda conversión espiritual:
La angustia, La manía de adelgazar, El príncipe de la locura, Los temores irracionales son parte de su legado psiquiátrico.
El temor y la felicidad, Amor y sexualidad, El enigma de lo poético, Sexo, erótica y amor es parte de su obra filosófico-antropológica.
En El encuentro con Cristo, Sufrimiento y fe cristiana, En el Corazón de Cristo y Las experiencias del Túnel y el Bardo comparte con nosotros su profunda espiritualidad y religiosidad.  
En El Temor y la Felicidad, su ensayo más leído, postula al temor y la felicidad como experiencias contrapuestas en la vida del hombre, emociones encaradas y excluyentes, donde Peña y Lillo logra postula la presencia de un mecanismo de pensamiento equivocado que impide ser feliz a las personas.
En su ya clásico texto sobre la Angustia, el autor sigue iluminando hasta ahora. No elude la omisión central de los sistemas posmodernos de clasificación, reforzando la importancia de retomar lo esencial del tema, que es la discriminación patogénica de los diferentes tipos de angustia clínica -psicorreactiva, timopático-depresiva, histérica, orgánica, esquizofrénica o epiléptica-, diferencia sin la cual no es posible formular un diagnóstico, pronóstico ni establecer una adecuada terapéutica.

Deseo terminar estas breves pero muy sentidas palabras, recordando dos frases que, a mi modo de ver, resumen lo que Sergio los legó como corolario de su vida:
“Yo no creo que haya en el mundo un ser más hermoso y fascinante que el hombre, un ser que es capaz de amar, de sufrir, de perdonar”
“Nadie nace feliz ni desgraciado y la felicidad o la desdicha no depende tanto de cómo la vida es, sino de cómo se la vive”

Prof. Dr. Eduardo Correa Donoso
Comisión de Psiquiatría
SONEPSYN

Volver

 

Carlos Silva Vildósola 1300 Depto. 22 / Providencia / Santiago - Chile
Fonos: (56-2) 2232 9347
e-mail: presidencia@sonepsyn.cl
Powered by Etomite CMS.