Sonepsyn en los tiempos actuales

Dr. Luis Risco N.
Presidente
Sociedad Chilena de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía

Los tiempos que corren tienen, no cabe duda, un signo -estudiado en el último tiempo por el pensador sudcoreano avecindado en  Alemania , Byung-Chul Han ( Seúl, 1959 ) - relacionado con la pérdida de la distancia. La irrupción de lo digital ha hecho que se pierda la distancia y todo se haya vuelto parte de un espectáculo general, así como también ha hecho que, desde la instantaneidad de la comunicación, en las redes sociales por ejemplo, lo que aparece en el medio social sea esencialmente no reflexivo, quizás mas bien emocional y afectivo.  Byung-Chul Han ha planteado que la pérdida de la distancia y la privacidad sumado a la fugacidad del hecho colectivo han cambiado no solo el tráfico y la forma de procesar la información sino que, mas profundamente aún, la misma identidad del sujeto colectivo actual.

Esto es un probablemente un movimiento histórico sin vuelta atrás. Debemos acostumbrarnos a vivir en este nuevo mundo, subvertido y reconfigurado por la lógica de lo digital. En el nivel individual habrán algunos que se acomodarán con más facilidad, otros con menos, a estos hechos insoslayables. Y en el nivel de las corporaciones, habrá la necesidad de percatarse de esto, so pena de no solo quedar atrás, sino que además por la imprescindible necesidad de sobrevivir y florecer en este nuevo horizonte.

Para Sonepsyn, una corporación cuyos fines y valores son esencialmente académicos, es decir, tendientes a un estilo mas bien pausado, conservador y respetuoso de la distancia, es éste un desafío particularmente conmovedor. Comprender el movimiento de la sociedad actual hacia las formas propias del mundo digital para una sociedad de tales características parece épico. Pero es imprescindible.  Nuestra sociedad científica debe ingresar con propiedad y perspectiva en ese mundo porque muchos de sus asociados ya están prácticamente viviendo en él y porque el eje de la historia está virando no tan insensiblemente en esa dirección.

Nuestros desafíos societarios

En esta línea es que se ha hecho cada vez más importante proveer a los asociados de oportunidades de capacitación y desarrollo profesional que estén suficientemente a la mano. Es todavía un déficit el que tenemos en materia de cursos on line, en materia de reuniones virtuales de grupos de trabajo, y en materia de reuniones de expertos sobre temas específicos por vía de internet. En esta línea  es que necesitamos disponer de un medio electrónico en inglés para las publicaciones científicas de nuestros asociados, convenientemente editorializadas. En esta misma línea es que debiésemos instalar medios de contacto fluidos de cada uno de nuestros asociados con los dispositivos de administración de Sonepsyn y con sus autoridades elegidas.

Creemos entonces que asumir estos desafíos no tiene que ver tan solo con “ponerse al día” con los medios de comunicación intra y extra societarios. Creemos mas bien que se trata de una tarea relativa al “espíritu de los tiempos”, a la posibilidad de que una corporación cuyo espíritu es irreductiblemente académico pueda irrumpir en el nuevo modus vivendi con la mayor prestancia y eficiencia y con el mayor rigor y respeto por sus tradiciones. Nos parece sin duda que se trata de un desafío mayor.

La Directiva actual de Sonepsyn está planteándose seriamente tal desafío. Creemos que un programa que pretenda alcanzar plenamente objetivos de esta naturaleza excede con mucho el período de vigencia de una directiva. Creemos que habrá que consultar con muchos de nuestros asociados, en particular con los más jóvenes, cómo enfrentar tamaña tarea. Creemos que se requerirá en principio de inversiones que pueden no ser tan fáciles de solventar.

Pero al mismo tiempo creemos que no podemos dar vuelta la cara al signo de los tiempos sin correr el riesgo de comenzar a fenecer. Y hemos planteado que debe hacerse gallardamente, conservando a todo trance lo que ha sido distintivo de Sonepsyn desde su fundación: el respeto por el conocimiento y la rectitud. “Los modelos actuales carecen de valores interiores. Se distinguen sobre todo por cualidades externas” ha dicho Han, como característica de la era digital. Bien. Creemos que Sonepsyn puede subirse al carro de los tiempos conservando gallardamente su respeto por el conocimiento y la rectitud, aún en el vórtice del mundo digital.

Esperamos tener suerte y mantener la constancia. Serán bienvenidas las sugerencias y las críticas constructivas y, por sobre todo, los brazos fraternales dispuestos a ayudar. Daremos cuenta en la Asamblea Anual de socios los avances en estas materias. Ojalá podamos llegar a buen puerto con el concurso de todos.  Estamos convencidos que es imprescindible caminar este camino y estamos ciertos que Sonepsyn lo puede hacer.

 

Diciembre 2015

Carlos Silva Vildósola 1300 Depto. 22 / Providencia / Santiago - Chile
Fonos: (56-2) 2232 9347
e-mail: presidencia@sonepsyn.cl
Powered by Etomite CMS.