Seminario sobre uso medicinal de la Marihuana del LXXI Congreso SONEPSYN es noticia periodística

  • A una semana de que la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados votara tres de las 81 indicaciones que buscan modificar la actual ley 20.000 de drogas, en vías de despenalizar el autocultivo y uso medicinal de la marihuana, la Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía de Chile (Sonepsyn), realiza una distinción entre el consumo de la planta y los fármacos cannabinoides.

Lucía Díaz G.

Lo cierto es que el consumo de marihuana en el país, tanto para fines medicinales como recreativos, es un tema controversial que está instalado hace años en el debate público. En cuanto a su uso terapéutico, existen detractores que manifiestan su preocupación por la falta de información que se maneja sobre los reales componentes de la planta.

Bajo este escenario, el sábado pasado, profesionales en el área de la salud se reunieron en la región para dictar un simposio sobre la realidad de la prescripción medicinal de marihuana en Chile. En la oportunidad, se abordó el tema de la evidencia científica que existe para su consumo, los aspectos éticos y legales para su indicación médica.

“Si se realizan los estudios pertinentes a los compuestos activos de la planta de marihuana, y éstos aprueban los procesos de efectividad y seguridad, entonces estaríamos a favor a que se puedan usar para fines medicinales”, señala el doctor Mario Hitschfeld, quien actuó como coordinador del encuentro que también contó con la participación del neurólogo Renato Verdugo.

En este punto, el doctor Verdugo aclara que “hoy en día no corresponde hablar de prescripción de marihuana, en realidad se debería hablar de la indicación de algunas moléculas derivadas de la planta, las cuales se purifican y se prueban siguiendo los canones científicos de seguridad y eficacia. La planta contiene más de 500 componentes, de los cuales no existe ninguna estandarización”.

“Como médico uno está abierto a la aparición de nuevos compuestos que pueden tener cualquier origen, pero son sólo algunos. Si me dicen que la marihuana tiene propiedades medicinales, está perfecto, las extraemos, las probamos y así vemos el resultado. De esta manera nos evitamos preocupaciones”, agrega.

 

Evidencias sobre su uso

Mario Hitschfeld, cuenta que sobre el uso terapéutico de la marihuana, sólo en algunas enfermedades existe una evidencia de su efectividad, sin embargo, no es concluyente. “Se trata de la espasticidad muscular, la esclerosis múltiple y algunos dolores físicos crónicos. Sólo en estos casos existe una evidencia de baja calidad metodológica”.

En esta misma línea, Verdugo sostiene que “existen muchos cannabinoides con efectos analgésicos, que pueden ser una buena alternativa, pero como médico no puedo prescribirla. ¿Por qué? Es muy importante que para dar una indicación médica, el medicamento pase por una serie de etapas de identificación, extracción y purificación. Hay ciertos estándares que tienen que cumplirse”.

Según coinciden los profesionales, la planta de marihuana debe tener el mismo trato que cualquier otro medicamento, es decir, debe pasar por las agencias regulatorias de medicamentos para su aprobación, y esa es exactamente la responsabilidad de los médicos. “Lo que es muy distinto a fumarse un ´pito`, ya que eso implica 500 sustancias dando vueltas, algunas útiles y otras que son ciertamente peligrosas”, enfatiza Verdugo.

 

¿Despenalización?

“En relación a cómo se están redactando los proyectos de ley en el Congreso, no creemos que estemos en condiciones de despenalizar el consumo de marihuana al día de hoy. Esto porque no se está protegiendo de manera adecuada el acceso a la droga más allá del uso personal, y tampoco creemos que proteja a los menores de edad. Hay que incluir varias medidas para minimizar el riesgo”, señala Hitschfeld en nombre de la sociedad.

Si bien admiten estar de acuerdo con la utilización de ciertos compuestos de la planta, ponen en el tapete su preocupación por una ley que consideran poco clara. Según plantea Hitschfeld, “al leer la ley 20.000 se puede deducir que no está permitido su uso medicinal, sin embargo también existen normativas inferiores que abren la puerta a casos excepcionales”.

“No existe jurisprudencia sobre el tema, jamás se ha realizado un juicio en la materia. Todo lo que hay son elucubraciones académicas en base a una ley que dicta una cosa y luego se confunde con otras normas”, agrega, para luego comentar que es por esta razón que considera que no coexisten las condiciones adecuadas para su despenalización.

Para finalizar, recalca que “están de acuerdo con la utilización de los compuestos activos, con fines terapéuticos, de la marihuana”, que según detalla, “se trata de las moléculas tetrahidrocannabinol y cannabidiol, sólo aquellas, ya que la planta en su totalidad no cuenta con los criterios para poder prescribirla de manera segura”.

“Nosotros éticamente no podemos recetar la planta porque no sabemos que contiene la hoja, y tampoco estamos al tanto de sus consecuencias. Ahora, es distinto si la persona de manera autónoma la consume, en ese caso, yo como médico respeto su libertad, pero es distinto a prescribirlo”, concluye. 6001

Carlos Silva Vildósola 1300 Depto. 22 / Providencia / Santiago - Chile
Fonos: (56-2) 2232 9347
e-mail: presidencia@sonepsyn.cl
Powered by Etomite CMS.