Pronunciamiento de SONEPSYN sobre el uso de células madre (troncales) en el tratamiento de enfermedades neurológicas, psiquiátricas y neuroquirúrgicas

Frente a la oferta de terapias basadas en el uso de “células madre” para el tratamiento de un número creciente de enfermedades, la Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía ha estimado necesario emitir las siguientes orientaciones, para el uso de sus miembros e información de los pacientes que acuden a estas especialidades en búsqueda de ayuda profesional:

1. Un número importante de enfermedades de la esfera neurológica, neuroquirúrgica y psiquiátrica son objeto de investigación básica, pre-clínica y clínica, respecto a la potencial utilidad del uso de “células madre” como parte de su terapia.

2. Entre las enfermedades en las que se ha planteado un posible efecto beneficioso con el uso de “células madre” se cuenta el daño traumático de la médula espinal, enfermedades neurológicas degenerativas -como es el caso de la Enfermedad de Alzheimer y la Enfermedad de Parkinson - y de afecciones psiquiátricas, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

3. En ninguno de estos grupos de enfermedades ha sido demostrada la eficacia clínica de estas terapias, restringiéndose la evidencia recolectada a series de casos clínicos sin control adecuado o información de carácter pre-clínico.

4. La Sociedad Internacional de Investigación de Células Madre (ISSCR), haciéndose cargo de la preocupación que existe con el uso inescrupuloso de este tipo de terapia, ha emitido guías para la aplicación clínica de la investigación en esta área de desarrollo científico. En ellas se señala, textualmente: “La ISSCR reconoce la urgente necesidad de abordar el problema sobre las aplicaciones realizadas con células madre que no tengan evidencia demostrada, y ofrecidas directamente a los pacientes. Numerosas clínicas en todo el mundo están explotando las esperanzas de los pacientes ofreciendo nuevas y efectivas terapias con células madre para tratar pacientes, generalmente por grandes sumas de dinero y sin una razonable credibilidad científica, trasparencia, seguimiento o sin ninguna protección para el paciente”.

5. En aquellas situaciones en las que el uso de células troncales forme parte de un contexto clínico innovador, sin ser parte de un ensayo clínico formalmente reconocido como tal, y coincidiendo con las recomendaciones realizadas por la ISSCR en el mismo documento guía, proponemos que su uso debe ser restringido a aquellos pacientes graves que carecen de alternativas terapéuticas eficaces y en quienes la administración de “células madre” se ajuste a un protocolo previamente definido, debidamente aprobado por un Comité de Ética que cumpla con los requisitos establecidos por la autoridad sanitaria. La prueba clínica debe contar con el consentimiento informado del paciente, en el que debe constar sus posibles riesgos y complicaciones, señalando que se desconoce la eficacia y seguridad del procedimiento al que está siendo sometido. Su administración deberá ser evaluada, caso a caso, por el Comité señalado más arriba.

6. Quienes ofrezcan terapias con “células madre” deben explicitar y demostrar que los procesos de selección, cultivo, manipulación y generación de células y tejidos son llevados a cabo en instituciones y laboratorios que cuentan con estructura e implementación debidamente acreditadas y certificadas por la autoridad correspondiente, y que cumplen con las normas de correcta elaboración.

7. En todos los casos, como es norma general, el médico tratante debe actuar teniendo como principal objetivo el bienestar del paciente a su cargo, evitando la existencia de conflictos de intereses que puedan desviar el adecuado cumplimiento de aquel interés primario, en beneficio de otro de carácter secundario.

 

Carlos Silva Vildósola 1300 Depto. 22 / Providencia / Santiago - Chile
Fonos: (56-2) 2232 9347
e-mail: presidencia@sonepsyn.cl
Powered by Etomite CMS.