"Permiso Parental Extendido en Estado de Catástrofe" - Documento tĂ©cnico

 

Image
Noticia 24 de junio 2020

El periodo de gestación y primera infancia es un periodo clave para la salud integral tanto de la madre como del bebé que no se repetirå en el ciclo vital; es el período crítico para orientar apego seguro y promover lactancia eficaz. Estas constituyen necesidades båsicas para la supervivencia humana.

El apego de tipo seguro es el mejor predictor de desarrollo saludable (a través de la regulación tanto fisiológica, emocional y neuroendocrina) a lo largo de la vida, por lo que cautelar la calidad del proceso de vinculación, es una urgencia biológica (Kimelman 2011). La neurobiología interpersonal explica cómo la regulación emocional del sistema diådico madre-bebé influye en el desarrollo del hemisferio cerebral derecho, la región orbitofrontal derecho, el sistema límbico y el sistema nervioso autónomo: desde la sincronía o desincronía de las conductas de uno y otro, se iría modelando la mente del bebé, a través de la selección, vía mecanismos neuroplåsticos y de poda neuronales, de los circuitos sinåpticos correspondientes (Siegel 1999, Schore 2001). En síntesis, estos estudios muestran que el vínculo seguro modula el desarrollo cerebral y el neuroendocrino y otorga protección frente al estrés y enfermedades. En efecto, apegos de tipo seguro se correlacionan con niños sanos que devienen adultos sanos, y apegos de tipo ansioso y desorganizado, se correlacionan con trastornos del desarrollo, maltrato y negligencia hacia los niños y psicopatología durante toda su vida, incluyendo mayores índices de trastornos internalizantes (como depresion y ansiedad) y externalizantes (trastornos de conducta) implicando mayores índices de criminalización, violencia y uso de drogas, y mayores gastos en salud (Ainsworth M 1985, Bowlby J 1989, Hernåndez et al 2000).

LEER MAS